201603.21
1
0

De Abogados y Whatsapp, o cómo usar (o no) Whatsapp por un abogado

Originally published at diariodeuneletrado.wordpress.com.

Y qué mejor que hablar sobre Whatsapp, tal vez una de las aplicaciones que más puede ver afectada nuestra privacidad, tanto como particulares como por profesionales, y es que el hecho de que whatsapp nos ha cambiado la vida es algo innegable, casi todos tenemos esta aplicación que nos permite comunicarnos a través de mensajes de forma gratuita.

Y dentro del perfil profesional, al hablar con compañeros no especializados en el ámbito de la privacidad, siempre surge la duda: ¿podemos usar whatsapp con los clientes?

Pero de su extendido uso y habitualidad no podemos entender que no esté exento de riesgos, y con riesgo no me refiero a ese cliente que a las 11 de la noche te pone un whattaspp mientras tu estás sentado en el sofá, no, me refiero a los riesgos propios de la aplicación.

Ya avisaron las agencias canadiense y holandesa de protección de datos al respecto, y la última fue la agencia catalana, poniendo sobre la mesa los riesgos derivados del uso de esta aplicación entre clientes y usuarios.

Los motivos de por qué Abogados y Whatsapp no deben llevarse bien :

A) Estamos utilizando una aplicación móvil con sede en USA, propiedad de una de las mayores empresas del sector, Facebook, que si bien decía cumplir con Puerto Seguro, tras su revocación por parte del TJUE, estamos llevando a cabo una transferencia internacional de datos no autorizada (Número de teléfono, imágenes, nombre…), regulada por los artículos 33 y 34 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal (LOPD) y en el Título VI del Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, aprobado por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, (RLOPD), y con la que, para más inri, no tenemos firmados un contrato de encargado del tratamiento.

B) A su vez, al momento de descargar la aplicación observamos que hace un tratamiento excesivo de los datos, ya que accede y almacena a todos tus contactos del móvil, con lo cual, el principio de proporcionalidad que implica el Art. 4 de la LOPD (Principio de calidad de los datos) queda completamente desvirtuado y podría ser objeto de sanción

C) La aplicación, aunque útil, no está exenta de fallos ni brechas de seguridad, entre otras, la posibilidad de suplantación de identidad o la posibilidad de esnifar conversaciones a través de redes wifi, con lo cual no cumple con las medidas de seguridad necesarias para hacer un uso responsable de la misma conforme exige la LOPD, porque recordemos que por esta vía podemos enviar información de cualquier tipo (por ejemplo, datos de especial protección como orientación sexual o enfermedades)

Obviamente, con estos datos, las respuesta es clara, no es recomendable hacer uso de esta aplicación de mensajería instantánea con los clientes, no sólo a nivel de comodidad, sino también por los aspectos legales comentados, con el correspondiente riesgo de sanción por parte de la AEPD. No obstante, si aún así quieres hacerlo, puedes tomar una serie de medidas adicionales a los efectos de proteger dichas conversaciones así como la información de tus clientes. Éstas serían:

  • Al momento de introducir los datos de tu contacto, intenta identificarlo por información relativa al mismo (Por ejemplo sólo las iniciales y un numero), no por su nombre y apellidos, protegiendo la privacidad del mismo e impidiendo ese tratamiento excesivo que comentábamos.
  • Respecto a la transferencia internacional de datos hay dos opciones: o le solicitáis a Whatsapp que firme unas clausulas tipo, o autorización al Director de la AEPD, y siento decir, que no veo factibles ninguna de las dos, pero por intentarlo…
  • Respecto a las fallas de seguridad, y a pesar de que han existido mejoras en este sentido, hasta el punto de que ya encriptan las conversaciones por la aplicación desde su origen, es recomendable utilizar aplicaciones para securizar dichas comunicaciones adicionalmente, como por ejemplo Secret Codes o similar.

No obstante, si me permitís el consejo, para los clientes mejor olvidarlo porque, al fin y al cabo, lo más probable es que tan sólo dé dolores de cabeza…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *